En la era digital en la que nos encontramos, los instructivos o tutoriales son una herramienta fundamental para aprender y realizar diversas tareas. Ya sea para armar un mueble, cocinar una receta o utilizar un software, los instructivos nos guían y nos ayudan a alcanzar nuestros objetivos. En este artículo, te presentaremos los 5 tipos de instructivo más efectivos en 2021 para que puedas crear contenidos de calidad y lograr que tus usuarios alcancen sus metas.

Tipos de instructivo

1. Instructivos en video

Los instructivos en video son muy populares debido a que permiten mostrar de manera visual y detallada los pasos a seguir. Además, son fáciles de consumir y permiten capturar la atención del usuario de manera efectiva. Para crear un buen instructivo en video, es importante utilizar una buena iluminación, una calidad de audio adecuada y una edición profesional.

2. Instructivos en texto

Los instructivos en texto son una opción excelente para aquellos que prefieren leer y seguir instrucciones paso a paso. Además, son fáciles de crear y no requieren de grandes recursos. Para que un instructivo en texto sea efectivo, es importante utilizar un lenguaje claro y directo, utilizar viñetas y negritas para destacar los puntos más importantes y, si es posible, añadir imágenes para ilustrar los pasos.

3. Instructivos interactivos

Los instructivos interactivos son aquellos que permiten al usuario interactuar con el contenido y realizar acciones. Un ejemplo de esto son los instructivos que se utilizan en los juegos, donde el usuario debe seguir una serie de pasos para avanzar en el juego. Para crear un instructivo interactivo es necesario tener conocimientos de programación o utilizar herramientas específicas que permitan crear este tipo de contenidos.

4. Instructivos en infografías

Las infografías son una excelente manera de presentar información de manera visual y atractiva. Los instructivos en infografías son ideales para aquellas tareas en las que se necesitan ilustraciones detalladas para explicar los pasos a seguir. Para crear un instructivo en infografía es necesario contar con habilidades en diseño gráfico y utilizar herramientas específicas para la creación de infografías.

5. Instructivos en audio

Los instructivos en audio son ideales para aquellos que prefieren escuchar las instrucciones en vez de leerlas o verlas en video. Además, son fáciles de consumir y permiten al usuario realizar la tarea mientras escucha las instrucciones. Para crear un instructivo en audio es necesario contar con una buena calidad de audio y utilizar un lenguaje claro y directo.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué tipo de instructivo es el más efectivo?

No hay un tipo de instructivo que sea el más efectivo, ya que todo depende del tipo de tarea que se quiera realizar y de las preferencias del usuario. Lo importante es crear contenidos de calidad que permitan al usuario alcanzar sus metas.

2. ¿Cómo puedo hacer que mis instructivos sean más efectivos?

Para hacer que tus instructivos sean más efectivos es importante utilizar un lenguaje claro y directo, utilizar viñetas y negritas para destacar los puntos más importantes y, si es posible, añadir imágenes o videos para ilustrar los pasos.

3. ¿Cómo puedo promocionar mis instructivos?

Para promocionar tus instructivos puedes utilizar redes sociales, blogs y foros relacionados con el tema de tu instructivo. También puedes enviar el contenido a tus suscriptores por correo electrónico o utilizar herramientas de publicidad en línea.

4. ¿Qué herramientas puedo utilizar para crear instructivos?

Existen diversas herramientas en línea que permiten crear instructivos, como por ejemplo Canva, Adobe Spark y Piktochart. También puedes utilizar software de edición de video como Adobe Premiere o Final Cut Pro para crear instructivos en video.

5. ¿Qué consejos me darías para crear instructivos eficaces?

Algunos consejos para crear instructivos eficaces son: conocer bien a tu audiencia y sus necesidades, utilizar un lenguaje claro y directo, utilizar imágenes o videos para ilustrar los pasos, ser conciso y directo al presentar la información y, por último, siempre revisar y corregir el contenido antes de publicarlo.