Cuando se trata de seguir un instructivo, es fácil perderse en los detalles y terminar confundido. Sin embargo, a veces el problema no es que estemos confundidos, sino que el instructivo en sí mismo está mal organizado. Es decir, uno de los pasos puede estar fuera de orden, lo que nos hace saltarnos un paso crucial o repetir uno que ya hemos realizado. En esta entrada, te enseñaremos cómo identificar si un instructivo está mal organizado y cómo solucionarlo para que puedas seguirlo con facilidad.

Cómo identificar si un instructivo está mal organizado

Existen algunas señales que nos indican que un instructivo está mal organizado. La primera es que hay pasos que no tienen sentido en el orden en el que se presentan. Por ejemplo, si estás siguiendo un instructivo para armar una silla y el paso 4 es «pintar la silla», pero aún no has ensamblado todas las piezas, es evidente que ese paso está fuera de orden. Otra señal es que algunos pasos parecen repetirse o no tienen una conexión lógica con los demás. Si encuentras que estás realizando la misma acción en diferentes pasos o que hay pasos que no tienen relación con los demás, es probable que el instructivo esté mal organizado.

Cómo solucionar un instructivo mal organizado

Si has identificado que un instructivo está mal organizado, hay algunas cosas que puedes hacer para solucionarlo. En primer lugar, puedes contactar al autor o al fabricante y hacerles saber que hay un problema con el instructivo. Si hay más personas que han tenido el mismo problema, es probable que el autor o el fabricante decidan reorganizar el instructivo o hacer cambios para que sea más fácil de seguir. En segundo lugar, puedes intentar reorganizar el instructivo tú mismo. Esto puede ser un poco complicado, pero si estás familiarizado con el tema o el proceso que estás siguiendo, puedes intentar reordenar los pasos para que tengan más sentido lógico.

Preguntas frecuentes

1. ¿Es común que los instructivos estén mal organizados?

No es común, pero puede suceder. Los instructivos son creados por seres humanos y, como tales, pueden tener errores.

2. ¿Qué debo hacer si no puedo solucionar un instructivo mal organizado?

Si no puedes solucionar un instructivo mal organizado y no puedes contactar al autor o al fabricante, es posible que debas buscar otra fuente de información o ayuda.

3. ¿Cómo puedo evitar seguir un instructivo mal organizado?

Antes de seguir cualquier instructivo, es importante leerlo con detenimiento y asegurarse de que se entiende completamente. Si hay algo que no tiene sentido o parece fuera de lugar, es posible que el instructivo esté mal organizado.

4. ¿Qué debo hacer si ya he seguido un instructivo mal organizado y he cometido un error?

Si ya has seguido un instructivo mal organizado y has cometido un error, lo mejor es detenerte y revisar el instructivo. Es posible que necesites volver atrás y corregir el error antes de continuar.

5. ¿Qué puedo hacer si no hay un instructivo disponible?

Si no hay un instructivo disponible, es posible que debas buscar información en línea o pedir ayuda a alguien que tenga experiencia en el tema o proceso que estás intentando realizar.