Los instructivos son documentos que se utilizan para enseñar a las personas cómo realizar una tarea o utilizar un producto. Estos documentos son muy útiles, ya que permiten a los usuarios realizar una tarea de manera eficiente, sin malgastar tiempo en intentar descubrir cómo hacer algo. Si estás pensando en crear un instructivo, es importante que sepas cuántas partes tiene y cómo estructurarlo de manera efectiva. En esta entrada, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre cómo crear un instructivo.

Partes de un instructivo

Un instructivo se divide en varias partes, cada una con una función específica. A continuación, te explicamos cuáles son:

1. Título

El título debe ser descriptivo, breve y claro. Debe indicar el tema principal del instructivo de manera concisa.

2. Introducción

La introducción debe explicar el propósito del instructivo, el por qué es importante y los beneficios que aportará al usuario. También es importante mencionar a quién va dirigido el instructivo.

3. Lista de materiales

La lista de materiales es una lista detallada de todos los elementos necesarios para realizar la tarea o utilizar el producto. Esta lista debe ser clara y precisa.

4. Instrucciones

Las instrucciones deben ser claras, concisas y fáciles de entender. Deben seguir un orden lógico y estar organizadas en pasos secuenciales. Es importante incluir imágenes o diagramas para ayudar a entender mejor las instrucciones.

5. Consejos y precauciones

Los consejos y precauciones son recomendaciones adicionales que se incluyen para ayudar al usuario a realizar la tarea de manera segura y efectiva. Estas secciones deben ser claras y precisas.

6. Conclusiones y recomendaciones

La conclusión debe resumir los puntos principales del instructivo y dar recomendaciones adicionales para que el usuario pueda realizar la tarea de manera efectiva.

7. Información de contacto

Es importante incluir la información de contacto del fabricante o proveedor del producto, en caso de que el usuario tenga preguntas o necesite asistencia adicional.

Crea tu instructivo

Ahora que sabes cuántas partes tiene un instructivo, es hora de crear el tuyo. Asegúrate de seguir los pasos descritos anteriormente y de utilizar un lenguaje claro y sencillo. Recuerda que el objetivo del instructivo es ayudar al usuario a realizar una tarea de manera efectiva, por lo que debes asegurarte de que las instrucciones sean precisas y fáciles de entender.

Preguntas frecuentes

1. ¿Es necesario incluir imágenes en el instructivo?

Sí, es recomendable incluir imágenes o diagramas para ayudar a entender mejor las instrucciones.

2. ¿Qué información debo incluir en la introducción?

En la introducción debes explicar el propósito del instructivo, el por qué es importante y los beneficios que aportará al usuario. También es importante mencionar a quién va dirigido el instructivo.

3. ¿Qué debo hacer si el usuario tiene preguntas adicionales?

Es importante incluir la información de contacto del fabricante o proveedor del producto, en caso de que el usuario tenga preguntas o necesite asistencia adicional.

4. ¿Puedo utilizar un lenguaje técnico en el instructivo?

Si el usuario está familiarizado con el lenguaje técnico, puedes utilizarlo. Sin embargo, siempre es recomendable utilizar un lenguaje claro y sencillo para que todo el público pueda entender las instrucciones.

5. ¿Qué debo hacer si el usuario tiene dificultades para realizar la tarea?

Si el usuario tiene dificultades para realizar la tarea, es recomendable incluir una sección de «problemas comunes» donde se describen las dificultades que otros usuarios han tenido y cómo solucionarlas. También es importante incluir la información de contacto del fabricante o proveedor del producto, en caso de que el usuario necesite asistencia adicional.