Si eres un redactor o copywriter, seguro has tenido que escribir algún instructivo. Ya sea para un producto, un servicio o incluso una receta de cocina. Pero ¿cómo hacerlo de manera efectiva para que el lector entienda claramente lo que se quiere comunicar? En esta entrada, te explicaremos cómo redactar un instructivo eficaz con nuestro ejemplo paso a paso.

¿Qué es un instructivo?

Antes de empezar, es importante definir qué es un instructivo. Un instructivo es un documento que explica cómo hacer algo, ya sea armar un mueble, usar un electrodoméstico o seguir una receta de cocina. Su objetivo es ser claro y preciso para que el lector pueda seguir las instrucciones sin confusión.

Paso 1: Define el objetivo del instructivo

Lo primero que debes hacer es definir el objetivo del instructivo. ¿Qué es lo que quieres que el lector aprenda o haga? Es importante que el objetivo sea claro y específico para que puedas enfocar el contenido en ese punto.

Por ejemplo, si estás escribiendo un instructivo para armar un mueble, el objetivo sería que el lector pueda armar el mueble correctamente sin problemas.

Paso 2: Enumera los materiales o herramientas necesarias

Una vez que tienes claro el objetivo del instructivo, es importante que el lector tenga a mano todos los materiales o herramientas necesarias para llevar a cabo la tarea. Debes enumerarlos de manera clara y organizada para que el lector pueda reunirlos antes de empezar.

Paso 3: Divide las instrucciones en pasos

El siguiente paso es dividir las instrucciones en pasos. Es importante que los pasos sean claros y precisos para que el lector pueda seguirlos sin confusión.

Por ejemplo, si estás escribiendo un instructivo para armar un mueble, los pasos podrían ser:

1. Revisa que tengas todas las piezas necesarias
2. Separa las piezas según su uso
3. Empieza a armar la estructura base
4. Agrega las piezas adicionales
5. Ajusta las piezas necesarias
6. Revisa que todo esté en su lugar y ajustado

Paso 4: Utiliza imágenes o diagramas

Para ayudar al lector a entender mejor las instrucciones, es recomendable utilizar imágenes o diagramas que ilustren los pasos. Las imágenes deben ser claras y de buena calidad para que el lector pueda ver con detalle lo que se está explicando.

Paso 5: Revisa el instructivo

Una vez que hayas terminado de escribir el instructivo, es importante que lo revises varias veces para asegurarte de que no hay errores o confusiones. También puedes pedirle a alguien más que lo revise para tener una opinión adicional.

Conclusión

Redactar un instructivo puede parecer sencillo, pero es importante que sea claro y preciso para que el lector pueda seguir las instrucciones sin confusión. Siguiendo estos pasos y utilizando imágenes o diagramas, podrás redactar un instructivo efectivo y útil para el lector.

Preguntas Frecuentes

¿Qué es un instructivo?

Un instructivo es un documento que explica cómo hacer algo, ya sea armar un mueble, usar un electrodoméstico o seguir una receta de cocina.

¿Por qué es importante que los pasos sean claros y precisos?

Es importante que los pasos sean claros y precisos para que el lector pueda seguirlos sin confusión y lograr el objetivo del instructivo.

¿Qué son las imágenes o diagramas?

Las imágenes o diagramas son recursos visuales que ilustran los pasos del instructivo para ayudar al lector a comprender mejor las instrucciones.

¿Por qué es importante revisar el instructivo?

Es importante revisar el instructivo para asegurarte de que no hay errores o confusiones y que el lector pueda seguir las instrucciones de manera efectiva.